Un grupo de hombres maduros se unen en un club para defender su derecho a tener gustos ordinarios, y afición por las cosas comunes y corrientes. Para ellos, la belleza de una rotonda, o el sabor de unas galletas, pueden compararse con las contemplaciones y degustaciones más refinadas.

 

Estos hombres reivindican su derecho a ser sencillos, más allá de los cánones que distinguen a las personas exitosas o de gustos refinados. Este grupo de estetas de la vida común nos cuentan sus ideas y aficiones, y comparten sus pausadas aficiones impregnadas de un espíritu contemplativo. Ellos viven una existencia de inclinaciones simples y sin pretensiones, que también pueden disfrutarse intensamente.

  • Dirigido por Andy Oxley
  • Fotografía: Joshua Gaunt
  • Producido por Grover Click y Fiona Flicker
  • Montaje: Andy Oxley y Joshua Gaunt
  • Mezclas: Andrex Clanfield
  • Música: Chris Reed
  • Adaptación: Escarlata Sánchez, Adrian Lancashire, Joanna Gill, Lena Roche, Diego Giuliani, Nuno Prudêncio y Jérôme Plan

Newsletter

Entrevista

Andy Oxley | 99.media

Andy Oxley
Director

“Quería que fuera algo idílico, como una postal.”
  • ¿Cómo empezó todo?

 

Estaba haciendo una investigación informal sobre los pasatiempos de los hombres, porque quería hacer una película sobre eso. Encontré un artículo en Internet sobre el Club de los raros, así que le escribí un correo electrónico al vicepresidente del club, Leland Carlson. Cinco minutos después me llamó desde Estados Unidos y estuvimos hablando por teléfono durante cerca de una hora. Como a la mayoría de los hombres aburridos, le encanta hablar. Pensaba que la conversación no se acabaría nunca.

 

  • ¿Cómo fue el rodaje?

 

Recuerdo que lo más difícil fue grabar todo con luz de día, todo un reto para película británica. A pesar de que éramos un equipo pequeño (el director de fotografía y yo, y a veces, mi esposa sujetando el reflector), recuerdo que fue bastante estresante organizarnos y tuvimos que posponer algunos días de rodaje en el último minuto cuando el pronóstico era malo. Tuvimos también muchos tiempos de espera durante las entrevistas cuando el cielo se nublaba.

 

Quería que fuera algo idílico, como una postal; una Inglaterra tipo Martin Parr. En general, tuvimos mucha suerte. Sin embargo, la entrevista final con el coleccionista de ladrillos, hubo que dejarla hasta septiembre y no quedó más remedio que grabar con un el tiempo ligeramente lluvioso. Así es el norte, no se puede hacer milagros.

Born to be Mild | 99.media
  • Su película juega con la visión estereotípica del inglés.
    ¿Cómo describirías su estilo, tanto narrativo como visual?

 

En la mayoría de mis películas intento recrear una versión fantástica de Inglaterra. No sé por qué, quizá para ver si la gente cree que es real.

 

Además, me gusta grabar las entrevistas en primer plano. Aunque ya no está de moda, pueden funcionar si se hace de manera interesante y en un entorno que aporte algo al personaje y a la película en general. Estos hombres al sentarse en lugares oscuros, junto a un camino, al lado de un buzón o en el medio de una rotonda, nos dan una idea de su mundo, que para mí es bastante interesante. Me gusta su simplicidad, y así decidí estructurar la película.

 

Josh Gaunt, el cámara que filmó todo, me ayudó mucho con el aspecto visual del filme. Él decidió grabar todo con dos lentes principales, una gran cámara de 45 mm en una cámara micro cuatro tercios, y creo que esto le da coherencia y carácter a la película.

“Es casi una mini subcultura,
escondida en los cobertizos
de los jardines de Gran Bretaña.”
  • Qué mensaje quiso transmitir con esta historia?

 

Supongo que quería celebrar “lo ordinario”. Estos hombres sencillamente se dedican a sus cosas, sin que tenga que darles vergüenza, y a menudo muestran cierta ironía, y eso es lo que más me atrajo. Son gente independiente y no les importa lo que piensen los demás. Yo admiro eso, y en esta película les tiendo la mano, para decirles digo: “Me alegro de que existan”.

 

Y aunque esté generalizando, creo que los hombres se implican más que las mujeres con ciertas cosas y quizá se obsesionan más con determinados temas. No digo que no haya aficionadas aburridas, pero definitivamente es más un rasgo masculino que femenino. Es casi una mini subcultura, escondida en los cobertizos de los jardines de Gran Bretaña. Quería hacer una película que despuntara esta observación.

 

  • ¿Sigue en contacto con ellos?

 

Sí, todavía le envío fotos de rotondas a Kevin de vez en cuando si me encuentro con una buena que tal vez no conozca. También hablo a menudo con Leland y nos vemos cuando podemos. Él ha publicado un libro y además estamos trabajando juntos en el calendario del Club de los raros. Leland siempre tiene un proyecto bajo la manga. También me escribe muchos correo electrónicos, a veces recibo 5 o 6 de golpe. Él piensa en voz alta en sus e-mails. Ahora estamos buscando fondos para un largometraje, por lo que esperamos lanzar pronto lanzar una campaña de financiación colectiva.

 

  • ¿En qué está trabajando ahora?

 

Josh y yo hemos filmado un cortometraje sobre otro hombre curioso con el que nos encontramos mientras hacíamos las fotos del calendario. El es de Cumbria. Su trabajo consiste en limpiar los desagües y los bordes de las aceras. Llevamos unos 4 años. ¡Qué vergüenza! Pero es así, no he tenido tiempo de terminarlo porque, como al igual que mi película “Born To Be Mild”, “El Club del Tedio”, lo estoy haciendo sin fondos, con mi trabajo independiente.

 

También hay un proyecto que acabamos de filmar sobre un archivero aficionado que tenía una colección de 2.500 DVD y nunca había oído hablar de YouTube o de Netflix. Pero, también está en un cajón por falta de medios. Así que, si saben de posibles patrocinadores, ¡por favor ayuda! (Pido disculpas por usar un signo de exclamación: a los hombres aburridos no les gustan los signos de exclamación, son demasiado emocionantes).

 

  • ¿Puede decirnos algo sobre 99.media y la subtitulación multilingüe de su película?

 

Ha sido genial tener a 99.media a nuestro lado. Tradujeron la película a 5 idiomas diferentes, lo cual fue increíblemente útil y además hicieron la distribución, supervisando los acuerdos con las personas que querían una licencia para proyectar la película. Estoy muy agradecido por toda la proyección que han añadido.

 

La película fue recientemente seleccionada como “Documental de la Semana” en un programa de la televisión francesa, y eso no habría sucedido sin 99.media y su labor de subtitulado.

justo commodo nec elementum quis, efficitur.