Neculai, Aurel y Raj dejaron sus hogares en Rumania todos por la misma razón: buscar una mejor vida para su familia.

 

Ahora en el Reino Unido y con seres queridos que dependen de ellos, intentan sobrevivir en Londres esculpiendo figuras de arena en la calle.

 

Mientras intentan vislumbrar la esperanza en el trabajo arduo, el futuro de sus hijos los motiva a seguir adelante.

Dirigido por Tal Amiran
Sonido: Rick Blything
Música: Oli Harrison
Efectos sonoros: Louise Brown
Subtítulos: Jenny Lam-Chowdhury, Nacho Mayorga

Entrevista

Tal Amiran | 99.media

Tal Amiran
Realizador

“Cuando haces un documental
te vinculas con personas reales,
estas personas no son actores,
e inevitablemente forjo una amistad
muy profunda con mis personajes.”
  • ¿Cómo comenzó este proyecto?


La idea de hacer “Hombres de Arena” en realidad casi como que surgió de casualidad. De hecho estaba realizando una película diferente, y una mañana mientras iba en bicicleta a mi estudio, de repente pasé junto a una escultura de un perro sobre la vereda de Holloway Road, una calle muy transitada en Londres. Inmediatamente detuve mi bicicleta para mirarla.

Era bastante surrealista – una escultura de arena de un perro, que solemos ver generalmente en una playa soleada durante las vacaciones, estaba ahí sobre una sucia vereda. Me detuve y me tomé unos cuantos minutos para observarla y también al escultor, el cual luego me enteré era rumano. Fue más tarde que me di cuenta que esto implicaba un fenómeno más abarcativo y que varios rumanos más estaban realizando esculturas similares sobre las veredas en todo el Reino Unido.

 

  • ¿Cómo lograste ponerte en contacto con Aurel, Neculai y Raj?

 

Encontrar a mis colaboradores no resultó ser tan fácil como creía al principio. Me dijeron que había varios escultores de arena esparcidos en el Norte y Oeste de Londres, pero resultó ser una verdadera odisea encontrarlos.

 

Fui recibiendo “datos” de personas que decían haberlos visto y le pedí a los dueños de negocios que me llamaran cuando vieran a un escultor, ¡ya que a menudo se trasladaban de un lugar a otro y era difícil ubicarlos en un lugar específico! Visité algunas de las ubicaciones, pero no siempre tuve la suerte de encontrarlos. Eventualmente me encontré con Aurel, Neculai y Raj. Comenzamos a comunicarnos y de a poquito logramos forjar la confianza y la amistad necesarias para poder darle curso al proyecto.

 

El principal desafío que enfrentaba durante la producción en realidad fue la barrera idiomática, ya que ninguno de los personajes de la película hablaba inglés. Debimos comunicarnos mediante la app del Google Translate en mi teléfono móvil. También usamos intérpretes. Esta película no habría podido realizarse sin la ayuda de tres maravillosos intérpretes rumanos que colaboraron conmigo durante toda la producción y la postproducción.

Sand Men | 99.media
  • Eliges imágenes ilustrativas que muestran a una Londres gris y apagada, en crisis, declinando. También percibimos un cierto distanciamiento de tu manera de narrar una historia. ¿Cuál fue tu enfoque?

 

En mis últimos dos cortos documentales, usé un estilo de enfoque similar, en cuanto a la forma. Lo filmé en verité y luego realicé entrevistas orales con mis colaboradores, los cuales luego fueron agregados con voces en off durante las filmaciones observacionales que realicé.

 

Nunca comienzo con una agenda preconcebida al momento de realizar una película. Siempre comienzan con una auténtica curiosidad sobre el tema y las personas, ya que debo aprender y explorar el tema y conocer a mis colaboradores. Sin embargo, siempre hay un tema superior que me interesa cuando realizo una película. En “Hombres de Arena” era la inmigración y los sentimientos anti inmigratorios existentes en Inglaterra durante los últimos años, que eventualmente derivó en los resultados del referendo del Brexit, lo cual me resultó muy deprimente. Espero poder describir un panorama más amplio enfocándome en las historias individuales, sin pretender ser didáctico ni proponerle al público lo que debe pensar.

 

En mis películas invito a la audiencia a realizar un viaje, en el cual puedan llegar a sus propias conclusiones. La película debe tener un final abierto y con una abertura que permita al espectador explorar sus propios pensamientos y emociones.

 

  • ¿Sigues en contacto con Aurel, Neculai y Raj?

Mantengo un estrecho contacto con dos de los personajes de la película. Cuando haces un documental te vinculas con personas reales, estas personas no son actores, e inevitablemente forjo una amistad muy profunda con mis personajes.

 

Se establece un vínculo muy fuerte entre mi y mis colaboradores. Tal vez no hablemos por teléfono todos los meses, pero nos mantenemos en contacto y siempre me gusta ayudarlos si puedo. Inclusive durante esa época creé una campaña GoFundMe para ayudar a los colaboradores de la película.

Hommes de sable | 99.media
  • ¿Nos podrías contar sobre tus proyectos actuales?

 

Hoy día estoy produciendo mi nueva película. Todo lo que puedo adelantarles ahora es que la película transcurre en París y nuevamente hace foco sobre la inmigración, pero esta vez con un abordaje ligeramente distinto.

La película también durará más que mis dos cortos anteriores ¡y me entusiasma mucho la idea de poder compartirla con los espectadores cuando esté terminada!


 

  • Danos tu opinión sobre 99 y el subtitulado multi idiomático de tu película.


Siento un profundo agradecimiento por el trabajo de 99. No es habitual que una película sea traducida a varios idiomas, y creo que el trabajo que realizan es realmente importante, porque expande el alcance de su llegada, logrando que sea accesible a espectadores que de otro modo no tendrían la oportunidad de verlas, debido a la barrera idiomática.